El Baño del Bebe

Martes, 16 Septiembre   

Puede ser una experiencia muy placentera para usted y su bebé. La piel del bebé es suave y debe ser tratada con cuidado. Si es su primera experiencia cuidando a un recién nacido, posiblemente tenga muchas preguntas relacionadas con la forma más segura de bañar a su nuevo tesoro.

¿Con qué frecuencia debo bañar a mi bebé?

A diferencia de los niños mayores y los adultos, los bebés no necesitan bañarse a diario. Aunque es importante limpiar completamente a su bebé cada vez que le cambie el pañal, bañarlo 2 a 3 veces a la semana es suficiente.

¿Cuál es la temperatura apropiada del agua?

El agua con la temperatura apropiada debe sentirse agradable y tibia en la parte interior de su muñeca. Normalmente ésta estará entre los 90° y los 100° (32° y 38° C). La habitación también debe tener una temperatura agradable -alrededor de los 75° (24° C)-. El primer baño del bebé es un buen momento para asegurarse de que su calentador de agua no esté a más de 120º Fahrenheit (49° C) si es que todavía no lo ha regulado.

¿Qué necesito para bañar a mi bebé?

Es importante que tenga cuidado al bañar a su bebé. En la primera o segunda semana, en general se recomienda bañarlo con una esponja, hasta que se le haya desprendido el cordón umbilical. Una vez que éste se haya desprendido, usted necesitará un fregadero de cocina esterilizado, un recipiente grande o una bañera de niño. Esto minimiza los riesgos relacionados con el baño del niño en una bañera grande. A continuación le presentamos una lista de artículos recomendados para el baño del niño, y que usted pudiera necesitar:

Bolitas de algodón
Toallitas suaves para lavar el cuerpo del bebé
Toalla con capucha
Toallas extras
Jabón, crema, aceite y shampoo, todos ellos especialmente para bebés
Un termómetro (para controlar la temperatura del agua)